Ko Samet

“La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.”

Francis Scott Fitzgerald

portada

Nada mas llegar a Bangkok y otra vez en chancletas y camiseta de tiras tras el interesante pero gélido paso por Hong Kong, salgo para Kao San road, la famosa calle de los backpackers de la capital tailandesa. Todo el que haya viajado a Bangkok conocerá esta calle repleta de hosteles baratos, tiendas de ropa, restaurantes y un sinfín de pequeños chiringuitos en la calle que harán las delicias de muchos turistas, pero que una vez conocida puede resultar cansina por la acumulación de gente.

En este país juego con ventaja porque ya lo conozco. Hace 7 años estuve tres semanas aquí visitando a mi hermana mayor que en aquel entonces trabajaba en Bangkok. Por este motivo Tailandia no es un país que tenga mucho interés para mi en este viaje y aunque sea un país con muchísimas posibilidades la idea es visitar los otros países de la zona, Laos, Myanmar, Vietnam y Cambodia.

roca

Antes de empezar mi recorrido por el Sudeste Asiático he decidido ingresar en un templo budista a hacer meditación Vipassana. Es una técnica de meditación ancestral, según dicen la autentica técnica que llevó a Buda a la “iluminación”. Hace tiempo que quiero hacer algo del estilo y tras lo aprendido en estos meses de viaje he decidido que es el momento adecuado. Ya tengo fecha y será dentro de una semana cuando ingrese en el templo, así que tengo apenas una semana antes del comienzo del mismo.

palya2

Paso dos días en Bangkok reviviendo recuerdos de mi anterior viaje y salgo para Ko Samet, una de las islas mas cercanas a Bangkok. La idea es descansar un poco antes de la meditación y pasar unos días de playa y de tranquilidad tras muchos dias de vagabundeo por las grandes ciudades Asiáticas.

Ko Samet es una isla turística con mucha infraestructura y aunque la isla esta bien y el agua también, el tipo de turista que hay no es muy de mi estilo: muchas familias tailandesas y extranjeras además del famoso turista sexual tan fácilmente reconocible en estos países.

llegada

Además durante estos días la mayoría de los tailandeses están de fiesta así que la isla esta abarrotada de familias y es mas difícil y mas caro encontrar un lugar para dormir. Finalmente consigo un bungalow al lado de la playa a un precio razonable y el primer día lo paso tranquilo leyendo y disfrutando del mar.

bunga

Así pasaré tres días de relax en una isla que no recomendaría ya que es difícil encontrar lugares vírgenes, incluso cobran por entrar al parque natural que da acceso a las playas.

De todas formas entiendo que es un lugar para pasar una buenas vacaciones ya que cuenta con playas espectaculares, agua cristalina y una infraestructura de restaurantes y bungalows para todos los bolsillos. Vista así puede ser un lugar maravilloso, pero si se busca un sitio autentico lejos de la ruta turística este no es el lugar adecuado.

Tengo la suerte de encontrarme con Nathael, un francés casado con una tailandesa y que está de vacaciones disfrutando de la visita que hacen todos los años a la familia de esta. Es un loco de la aviación sin motor y de los viajes, así que pasamos horas hablando sobre diferentes países y sobre la filosofía de vida que uno va sintiendo cuando se engancha a viajar. Pasamos dos días juntos, yo contento por tener alguien interesante con quien hablar y el encantado por escapar un poco de la familia. Tampoco me puedo quejar porque el resto del tiempo lo paso leyendo, escribiendo, nadando y buceando… pero creerme si os digo que hay muchas islas mejores en Tailandia.

samet

Después de cenar uno de los días con toda la familia decido asomarme a uno de los bares de ambiente donde parece que hay una fiesta. Acabo tomando un par de cervezas y charlando con un californiano, pero la verdad es que no me gusta nada el ambiente. Hay muchos Backpackers del estilo que no me gusta demasiado, es decir gente que viaja por una larga temporada pero que aprovecha sus días para salir todo lo que pueda y la verdad no me encuentro demasiado cómodo entre ellos.. será la edad..jeje..

Esto es lo que os puedo contar sobre una isla que puede ofrecer muchas cosas, pero a la que seguro que no volveré en mi vida…

Tras estos días de descanso y excitado por la idea de descubrir algo nuevo, salgo para Bangkok donde cojo un autobús que me lleva a Kanchanaburi, 200 km al norte de Bangkok, donde se encuentra el templo de meditación.

Anuncios

~ por vagabundeando976 en febrero 20, 2008.

2 comentarios to “Ko Samet”

  1. Fenomenal!
    Me encantan tus fotos.

  2. A Paz de espirito e a beleza … sobretudo a beleza do coração e o desprendimento e a meditação sempre…. verdade

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: