De Jakarta a Bali…an autobus..

“La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.”

John Lennon

portada

Selamat datang Asia !!!

Llegué a las 23h30 del día 23 a la Terminal de Yakarta, ya casi el día de nochebuena, con la intención de salir lo antes posible de este caótica ciudad y pasar la navidad lejos de una gran urbe.

Pero antes de entrar al país me esperaba un pequeño problema en la frontera. En realidad me imaginaba que me podía pasar pero no estaba seguro… Mi vuelo de vuelta al mundo no incluye un vuelo de salida de este país ya que mi intención es la de pasar en barco a Malasia y no salir del país en avión. Las autoridades Indonesas extienden un visado de máx. 30 días al entrar, pudiendo conseguir uno mas largo, creo que de hasta 60 días, si se hacen las gestiones necesarias. Evidentemente yo no había hecho ninguna porque nunca me ha interesado pasar mas de este tiempo en este inmenso país compuesto por mas de 14 000 islas !

uel

Al llegar a la cola de inmigración un policía me pide mi vuelo de salida del país para comprobar que voy a salir antes de 30 días. Sin dudarlo le enseño mi billete desde Kuala Lumpur, Malasia, hasta Bangkok, sin fecha cerrada. Lo mira y me pide retirarme de la cola a lo que al principio me niego explicándole que salgo de su país en barco y que por supuesto que antes de 30 días. En seguida me doy cuenta de que no habla ingles pero me señala una especie de agencia que hay antes de inmigración. Me dirijo a ella y me atienden dos señoritas en perfecto ingles. Les explico la situación y me dicen que no puedo entrar a su país sin billete de salida a lo que les respondo que no quiero salir por avión sino por barco. Me dicen que tengo que comprar un billete para enseñarlo en inmigración y que sino no me dejaran entrar ! Lo que me faltaba…

Tras intentar explicar con el resto de mis billetes en mano y mi pasaporte con todos los sellos acumulados que mi caso es “excepcional”, que es una vuelta al mundo, que comprueben sellos de entradas y salidas en otros países , que nunca me he quedado mas de un mes (mentira).. finalmente me piden acompañarlas hasta una oficina donde me encuentro con tres policías, estos con caras de menos amigos.

Les explican en Bahasa, el idioma oficial, mientras estos me miran detenidamente. La verdad es que creo que estoy aprendiendo a tratar con los policías, de algo me tiene que servir haberme visto ya en varias situaciones parecidas. A sus miradas les respondo con una enorme sonrisa y la firme convicción de que voy a entrar. Tomo la palabra y empiezo en Ingles enseñándoles mi billete de avión y mi pasaporte, intento hacerles entender que estoy visitando muchos países y que no puedo pasar mas de 30 días en Indonesia para seguir el curso del viaje. Cogen mi pasaporte y se van con el lo que en un principio no me gusta nada. Al rato vuelven y me dicen que no es posible, que tengo que comprar un billete de avión de salida, pero les insisto que no quiero volar, que si me quieren vender uno de barco de acuerdo, porque quiero atravesar la península de Malaka en barco y que por eso no tengo billete de salida de avión…

avion

Al final uno de los policías, que sorprendentemente habla ingles (hasta ahora todo era traducido por la señorita), me dice que normalmente no se puede hacer pero que por esta vez me van a permitir entrar..me acompaña hasta inmigración y me sellan el pasaporte ! Iuju ! Ya estoy en Indonesia.

Se me ha hecho tarde y ya no esta mi “motxila” por ningún lado, pero tras dar un par de vueltas aparece un señor con ella a hombros. Al salir de la Terminal empiezo a sentir lo que es llegar a Asia. Un montón de personas ofreciéndome taxis, carros, autobuses, hoteles y un calor y humedad sofocantes. Me paro un rato para quitarme a los mas pesados de encima y empiezo a pensar a donde ir. Los únicos momentos que echo de menos el viajar con guía son estos: de noche, en un aeropuerto y sin direcciones de hosteles a donde ir.

Afortunadamente recuerdo que tengo el nombre de la calle de los Backpackers, Jalan Jaksa, y tras negociar con un taxi salgo para allí. Llego sobre las 2h00 de la mañana y me paro en uno de los primeros que veo: 40 000 Rupias la noche la habitación individual, menos de 3 Euros ! Esta es una de las cosas que necesitaba, llegar a un país donde el presupuesto diario será menos de la mitad que en Australia o NZ. La verdad es que la habitación es bastante cutre, pero me doy por satisfecho para pasar la primera y única noche que pasaré en esta ciudad. Al lado del Hostel me dan de cenar y mientras lo hago me ofrecen mujeres, marihuana y hasta se me sienta un chico a intentar ligar conmigo, diciéndome que me conocía desde hacía tres años y a ver si no me acordaba de el ? Buen intento.. Wellcome to Asia!!

Al día siguiente, pronto por la mañana, intento organizarme para salir para la isla de Bali donde espero pasar las navidades. La idea que tengo en estos días es la de atravesar las islas poco a poco hasta llegar como mínimo a Flores y si tengo tiempo incluso llegar al Timor. Me ofrecen vuelos a Bali por 3 veces el precio del billete de autobús, así que me decido por este ultimo. La Terminal de bus de Yakarta es una pequeña locura. Nada mas llegar me “asaltan” 4000 pesados con la intención de venderme lo que sea..o mas bien de engañarme con lo que sea. No veo ningún extranjero, y consigo comprar un billete hasta Denpasar que me prometen durará unas 24 horas..aunque se convertirán en 35…

Para llegar hasta Bali por tierra tengo que atravesar toda la isla de Java, tomar un barco y seguir el camino hasta Denpasar, la capital de esta isla tan famosa.

puerto

Decido no pararme en Java pensando en hacerlo a la vuelta ya que todo el camino hecho tengo que deshacerlo. Para cruzar a Malasia quiero que hacerlo desde Sumatra que esta justamente al noroeste de Java y yo me dirijo hacia el sudeste así que en dirección contraria. Por lo tanto no me paro en Java, ni siquiera en Jojakarta, uno de los puntos mas turísticos de esta isla por su famoso templo budista, el templo de Borobudur, que espero ver a mi vuelta.

La verdad es que la estancia en la estación de Yakarta es un poco agobiante. Al no haber ningún extranjero mas, soy un poco lo exótico del luger y no para de acercárseme gente con la que difícilmente me comunico al no hablar casi nadie ingles. Un chico muy pesado se pasa 4 horas al lado mío, tocándome la pierna, el brazo..(en realidad tocándome los cojo…) hasta que finalmente, después de quitarle sus manos de encima unas cuantas veces, se me pone directamente a acariciar la pierna…

Tengo que acabar por decirle de no muy buenas maneras que no me toque y que no me acaricie y por fin consigo que se vaya viendo que su intento de ligoteo no iba atener éxito….aunque creo que le había dado esperanzas porque se pasó al lado mío no se cuantas horas… tendré que aprender a ser mas duro con los hombres que se me acercan..jeje..

Luego me enteraré que para salir de Yakarta es mejor coger el tren hasta Yoyakarata y luego bus y barco hasta Denpasar, por eso no hay ningún turista en esta terminal, normalmente los extranjeros van en avión o en tren. De todas formas me alegro, porque exceptuando las horas de espera, el viaje no fue malo del todo, no por la calidad del autobús, que era similar al que hace 20 años me llevaba al cole a Hendaia..sino por ser el único extranjero.

Una de las riquezas de este inmenso país es la diferencia cultural que hay entre cada isla, derivada en gran parte de las distintas religiones que se practican en cada una de ellas. Por ejemplo la isla de Java es musulmana en su casi totalidad, así que por primera vez en mi vida me veo rodeado de muchas mujeres con Burka que visten de la misma manera incluso a sus hijas mas jóvenes.

burka

En el autobús al principio me miran como a un bicho raro, pero 35 horas dan para mucho, así que acabo entablando conversación con muchas personas que viajan conmigo. Aprovecho para aprender palabras en el idioma oficial del país, el Bahasa, que amablemente me traducen mis compañeros de viaje. El Bahasa es el idioma oficial pero en cada isla se practican un montón de idiomas diferentes. Una pareja con su hija se pasa todo el viaje pendiente de mi. Se trata de una señora muy simpática que habla un poco de ingles y su marido que luego supe que era policía.

nina

Como, ceno y desayuno con ellos en las paradas que va haciendo el autobús. Al día siguiente llegamos al puerto donde embarcamos para Bali. Al llegar a la Terminal, mi amiga, que ya me ha dado su numero de teléfono y dirección en Yakarta para que vaya a visitarles, intenta que el policía que ha venido a buscarles me acerque hasta Kuta..intento negarme porque no me hace gracia alguna ir con la policía, pero es el policía el que se niega y me dice que coja un taxi cosa que hago encantado antes de despedirme de la amable señora. Llego a Kuta bien entrada la noche y encuentro un lugar barato donde dormir por 50 000 rp en la calle de los Backpackers.

Kuta es el lugar elegido por los surfers y extranjeros que van a disfrutar de las playas y de la fiesta.

playa

La verdad es que no me encuentro demasiado cómodo en esta ciudad. Sin embargo las playas de alrededor así como los innumerables mercados tienen cierto atractivo, pero hay tantos extranjeros que la verdad es que no me emociona. El 25 lo dedico a visitar la ciudad. Recordaréis que en 2001 hubo una bomba en una discoteca y fue precisamente en Kuta donde la colocaron. Ahora en lugar del edificio hay un monumento recordando los nombres de todos los jóvenes fallecidos, casi todos extranjeros. El 26 me decido a alquilar una moto, la mejor forma de descubrir la isla de Bali.

templlo

Salgo pronto por la mañana tras negociar el precio de la moto, es increíble pero hay que negociar todavía mas que en Latinoamérica, y en seguida me dirijo a un templo cercano donde cientos de monos viven en total libertad.

mn

A los 20 min me para la policía, me pide los papeles y me dice que me he saltado un semáforo, cosa que dudo pero que tampoco puedo asegurar porque efectivamente algo raro he hecho en un cruce.

Policía: “Carné internacional ?”
Yo: “Pero hace falta ?”
Ya la hemos liado. El policía me hace entrar a su garita colocada en plena calle y con una sonrisa en la cara me dice.
Policía: “Se ha saltado un semáforo y además no tiene el carne internacional. “
Yo: “No creo haberme saltado ningún semáforo y el señor que me ha alquilado la moto me ha dicho que con esto es suficiente para conducir, enseñándole mi carne español. “
Policía:” no, no es suficiente… pero lo podemos arreglar…”
Yo:” pero yo no puedo pagarle nada… no he hecho nada ilegal.”
Policia: “Usted elige o lo arreglamos o va usted a la justicia.”
De verdad que se me quedan las ganas de decirle que me lleve a algún lado, pero solo va a empeorar la situación, aunque el policía en ningún momento se muestra agresivo, mas bien sonriente, a sabiendas que se le va a arreglar el mes.
Yo: “Cuanto ? “
Policía: “600 000 Rp, por cada multa 300 000 Rp. “
Me debe de tomar por imbecil, porque 600 000 Rp son casi el sueldo de un policía, según me había dicho mi amiga del autobús. Tras varias pequeñas discusiones y amenazas con llevarme a algún lado le saco un billete de 50 000 Rp que acepta sin ningún problema y que se mete directamente en el bolsillo de la camisa.
Yo: “Pero que va a pasar..cada vez que me vea un policía me va a parar y me va a pasar lo mismo ?” Policia: “No, no se preocupe que yo paso el mensaje por radio para que sepan que usted ya ha pagado.”
Toma ya..coge la radio y no sabré nunca si es verdad lo que dice o hace puro teatro.

Salgo para el templo medio enfadado por arreglar el mes al agente de la autoridad. Es un lugar precioso sobre todo por su localización, construido en un acantilado impresionante y con un montón de monos que habitan allí sin problemas y de los cuales hay que protegerse para que no te quiten la cámara. Se trata de un templo Hinduista, religión que practica la casi totalidad de la isla de Bali y para entrar te dan una cinta para ponerte alrededor de la cintura y también una tela para taparte las piernas. Es símbolo de pureza y necesario para entrar a todos los templos. En seguida se me olvida el pago del impuesto al turista y me encuentro con Alexandre, un chico de Paris que esta haciendo la vuelta al mundo en el otro sentido y con quien compartiré experiencias esa misma noche.

temp

Anuncios

~ por vagabundeando976 en diciembre 27, 2007.

4 comentarios to “De Jakarta a Bali…an autobus..”

  1. Kaixo trotamundos!!!
    parece mentira, estas en la otra punta del mundo y parece que estas a un paso de casa, que maravilla!!!
    Esoero que siga todo bien y nos deleites con estras cronicas que nos hacen disfrutar de tu viaje a la vez que lo haces tu…zorinak txapeldun,aio!!!

  2. kaixooo!!
    joe menuda envidia k das. askotan sahiatzen naiz zure historiak irakurtzen, ta k sepas k tienes a algunos d los de mi klase beti galdetzen aer por donde andas, jeje.

    weno ba ondo ondo pasa, ze aurreko egunen eon ginan monikan etxean dare ikusten,mas xalada!!
    ta weno, ni oan laxter ya azterketekin, aunke a ti ya se t abra olvidau eso ez?jaja

    ondo segi! muxu, aio!

  3. Aqui estoy desde el trabajo buscando alguna noticia tuya para colgar en el Blog de Interculturalidad que tenemos en el Instituto. Nos interesa las diferentes culturas pra que nuestros alumnos se relacionen con gente de otras culturas.
    Nuestro blog es :
    http://www.dunboainterkul.blogspot.com
    Un muxu.
    La prima Miren

  4. La idea de compartir estas exp, es q uno pueda saber el precio de los pasajes y un estimado en dólares de la moneda de allá :s
    Nunca dijiste cuánto era el precio en avión a Bali y cuánto era en autobús, ni el precio de una noche en un hotel no tan caro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: