Las torres del Paine

“La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo”.

Gilbert K. Chesternon

ave

De vuelta a el Calafate me organicé para hacer la última salida alpina antes de bajar hasta Ushuaia. Me esperaban las famosas torres del Paine en la Patagonia Chilena o lo que es lo mismo el circuito de la “w”, muy conocido en el mundo alpino.

El parque nacional de las torres del Paine en Chile es otra de las referencias del alpinismo mundial. Se trata de un parque nacional en plena Patagonia chilena donde realicé el trekking durmiendo en tiendas de campaña y haciendo un exigente esfuerzo para completarlo en 4 días.

Llegué Puerto Natales desde el Calafate y desde allí me organicé para esta vez hacer un circuito para el que hay que ir mas preparado que al Chaltén por la sencilla razón que hay que dormir en tiendas de campaña. En realidad también se puede hacer durmiendo en albergues pero los precios son escandalosos así que la opción era alquilar una tienda en Puerto Natales, y hacerlo acampando en los campamentos que hay dentro del parque nacional.

natales

Tras organizarme como pude en Puerto Natales, tienda saco, esterilla, comida fría para 4 días para evitar tener que llevar horno etc..salí pronto por la mañana hacia el parque nacional. Si me quejaba de los precios en Argentina, en Chile son todavía mas caros y la verdad que la explotación de este parque es increíble, pero su belleza hace que cada vez vaya mas gente por lo que temo que los precios seguirán subiendo hasta hacerlo imposible para algunos presupuestos.

Agarré el autobús a las 7 de la mañana tras haber pasado una noche en Puerto Natales en un hostel muy acogedor con una pareja de Santiago majisimos y que me ayudó en todo momento a organizarme. En el autobús de camino al parque empecé a charlar con un chico, Sebastián, montañero parisino que iba con la intención de hacer el mismo recorrido que yo. Parecía un chico majo así que intuí que iba a tener socio para el recorrido. Al cambiar de autobús y tomar otro que nos acercaría al primer campamento vi una pareja que tenia toda la pinta de ser Euskalduna y al poco les oí hablar Euskera y enseguida entable conversación con ellos. Eran de legazpi, Ione e Iñaki. También iban a hacer la “W”. Como quien no quiere la cosa montamos las tiendas y salimos los 4 juntos a hacer la primera etapa del recorrido. Así transcurrirían los 4 días con el equipo guipuzcoano y francés. Fue divertido porque la comunicación varió entre el Ingles (que mas o menos hablábamos todos), el Euskera, el Castellano y el Francés y la verdad es que los tres eran montañeros, así que desde el principio los ritmos fueron altos. El primer día todavía renqueante de la fiebre que había tenido en el Chalten sufrí un poco, pero luego me acostumbré a un ritmo de montañeros de verdad. Además por vez primera en el viaje tuvimos que hacer buena parte del recorrido llevando la mochila grande donde además de la ropa y comida necesaria para 4 días también llevaba la tienda, esterilla saco..etc..

caballos

Ese primer día cubrimos la primera etapa que consistía en una buena caminata hasta llegar a las famosas torres del Paine. Decía que nunca había visto nada parecido al Fitz Roy y era cierto pero al ver las torres del Paine no pude decir lo mismo. No quiero decir que sean iguales, ni mucho menos, pero son unos bloques de granito inmensos a los que cuesta mucho llegar. La caminata fue fácil al principio, pero a las dos horas al superar la primera montaña nos quedamos impresionados por la fuerza del viento. Una pareja de catalanes que también habíamos cruzado bajaba asustada por la fuerza de este que les había impedido subir, pero era evidente que nuestro plan no era darnos la vuelta.

Por momentos había que caminar con cuidado para no salir volando. Nunca había sentido un viento tan fuerte que te hace sentir que te encuentras en un medio hostil y salvaje. Cuando llegamos arriba el viento soplaba mas y mas y la verdad es que fue una gozada sentirse en medio de un lugar tan salvaje. La ultima subida es tan dura o mas que la del Fitz Roy y entre el ritmo que marcaban mis compañeros y el estado en el que estaba sufrí mas de la cuenta. Fue todo un alivio llegar arriba y ver el espectáculo de las torres. Hay un lago arriba y detrás sobre una ladera sobresalen eso inmensos bloques de granito. Comimos algo a pie de montaña y bajamos al rato porque las condiciones no estaban para quedarse mucho mas tiempo. Por lo menos seguía teniendo suerte con el tiempo porque había conseguido ver las torres el primer día, aunque las condiciones eran mucho mas extremas que en el Chalten. Además tenia que dormir en la tienda y comer frío durante 4 días así que no iba a ser tan sencillo como allí.

torres

Al volver a nuestro “campamento base” el viento era impresionante y no apostaba un duro por ver mi tienda en pie. Sin embargo allí estaba aguantando el temporal. Fuimos al albergue cercano a tomar una cerveza y mientras lo hacíamos observábamos como el viento aumentaba mas y mas. Ione e Iñaki se fueron a su tienda antes de que se hiciera de noche pero me quedé charlando con Sebastián lo suficiente como para tener que volver a oscuras. La verdad es que la vuelta fue un poco difícil porque nos costó encontrar el camino, pero pudimos disfrutar de unos de los cielos estrellados mas maravillosos que jamás he visto. Sin embargo me esperaba una desagradable sorpresa, mi tienda había desaparecido !! Es cierto que estaba oscuro, pero daba vueltas y vueltas al mismo lugar hasta que me di cuenta que uno de los bultos que había por la zona era mi tienda que había sido arrancada por el todo poderoso Eolo !! No tuve mas remedio que sacar mi saco para meterme en la tienda de Sebastián que seguía en pie. Al sacarlo a oscuras salió volando mi esterilla, que ya no volvería a ver. De esta forma el primer día no pude disfrutar de mi tienda pero pude dormir caliente en la tienda de mi amigo francés.

Al día siguiente nos reímos un rato viendo en que se había convertido mi tienda. Tengo que decir que a pesar del viento no llovió con lo que pude recuperar la mayoría de mis enseres secos y plegar la tienda. Salimos pronto porque durante el día teníamos que andar, esta vez con el peso de las mochilas, hasta el campamento italiano segunda etapa de las 4 que nos esperaban. La verdad es que no estoy acostumbrado a andar con tanto peso unos 15 kilos y hasta que no calientas se hace un poco difícil. El ritmo seguía siendo bueno pero tengo que decir que me benefició el exceso de peso que llevaba Sebastián que se había traído la casa entera para pasar solo 4 días. Como le costaba mover su mochila de mas de 20 kilos, lo pusimos delante para que marcara ritmo con lo cual no se me hizo tan difícil. El día transcurrió por un paisaje espectacular, bordeando el lago y pudiendo ver los famosos cuernos de las Torres del Paine.

cuernos

Estos cuernos son unas formaciones rocosas de colores con forma de cuernos de lo mas extraño y bonito que he visto nunca. La jornada fue dura porque tocó andar casi todo el día pero llegamos a una hora prudente al campamento italiano donde pudimos acampar en un sitio resguardado y prácticamente sin viento. Haberme juntado a montañeros tuvo varias ventajas. La primera es que el grupo era muy majo y la verdad es que disfrutamos juntos. No me he encontrado con muchos vascos por el camino así que para mi era un poco como andar por casa. Además iban mejor preparados que yo ya que llevaban hornillo y todas las mañanas me invitaban a café caliente. También compartieron la cena caliente esa noche, lo cual les agradecí porque en esas condiciones de frío fue una autentica gozada. Nos acostamos pronto cansados por el esfuerzo realizado y al día siguiente nos levantamos pronto para caminar por el valle del francés, asomarnos a ver lo cuernos desde mas cerca y poder llegar en el mismo día al campamento Grey, donde dormiríamos por tercera noche para al día siguiente atacar el glaciar de mismo nombre.

 cuernos2

Dormir sin esterilla en esas condiciones es una verdadera putada. Me levanté con todo el saco mojado y con el cuerpo que deja dormir en un sitio húmedo toda una noche. Además llovía y hacia frío así que me costó ponerme en marcha a primera hora. Empezamos a subir hacia el valle del francés y enseguida empezó a llover mas. No íbamos a ver nada así que Iñaki y yo decidimos volver al campamento mientras Ione y Sebastián seguían para arriba. Finalmente Ione volvió por detrás nuestro pero Sebastián aun llegando bastante arriba tampoco pudo disfrutar de la vista debido al tiempo. Nos pusimos en marcha tras deshacer las tiendas y salimos para el campamento Grey.

eqyipo

Seguía haciendo mucho frío y cuando llegamos al campamento tras otro duro día de marcha con la mochila a cuestas pero por un valle precioso atravesando riachuelos y lagos llegamos al campamento. Cometimos el “error” de entrar al albergue a tomar algo caliente ante de montar la tienda y tras comer algo y tomar una cerveza decidimos dormir dentro y no en las tiendas como estaba previsto. El precio por noche es de escándalo, 30 Eur, pero utilicé todos mis dotes comerciales y de regateo practicados a lo largo de estos 8 meses para que nos hicieran un precio de 20 Eur y pudiéramos dormir en una cama caliente esa noche. Lo mas gracioso es que conseguí ese precio para los 4 y finalmente yo tuve que pagar mas porque había que llevar el pasaporte encima para ingresar y si no lo tienes te consideran chileno y te cobran mas ! Algo increíble. Me habían dicho que no pedían pasaporte para ingresar al parque y lo había dejado en puerto natales con el resto de mi mochila. Es la primera vez que en un lugar veo que el nacional paga mas que el extranjero! Suele ser descaradamente lo contrario. Pero es verdad, el chileno tiene que pagar 30 Eur mas el Iva y el extranjero no ! De esta forma yo pagué 20 Eur mas el Iva y tuve que pagar mas de 25 Eur ! En condiciones normales me habría ido a mi tienda pero necesitaba el lujo de dormir caliente.

Al día siguiente tras una maravillosa noche en una litera, nos esperaba el día más espectacular de todos para completar la W.

lago gñlaciar

Salimos temprano y a buen ritmo una vez mas, pero esta vez sin las mochilas por lo que la sensación de andar sin peso era mas parecido a volar que a andar. El glaciar Grey es tan espectacular como el glaciar Cerro Torre, pero sin una montaña tan increible en su fondo. Tras andar un par de buenas horas llegamos a este espectacular glaciar. Una vez mas uno queda impresionado por la belleza de la naturaleza. Es una estupenda manera de acabar el circuito de la w. Además el tiempo nos acompañó durante todo el día así que pudimos disfrutar del glaciar en todo su esplendor. Mientras uno va andando llega a un punto donde ya se divisa el glaciar y como suele ocurrir en estos casos según vas acercándote te das cuenta de la magnitud de este. Antes de llegar a su frontal, como en casi todos los glaciares te puedes asomar a un lago donde los témpanos flotan como si de barquitos se trataran.

lago

Desde ahí la vista es espectacular pero lo es aún mas cuando uno se asoma al pico desde el cual el glaciar queda enfrente. Al igual que en perito o en el torre si uno presta atención y guarda silencio se puede escuchar el crujir del mismo pero en menor medida que en perito que es donde mejor lo he escuchado.

gñaciar

Todavía caminamos mas en paralelo al glaciar por una pronunciada pendiente pero a los 40 minutos Ione, Iñaki y yo, tras despedirnos de Sebastián, volvimos hacia el campamento. Ellos habían decidido pasar otra noche durmiendo en el campamento para intentar ir al día siguiente al valle del francés a completar el circuito subiendo hasta los cuernos, cosa que no nos permitió el tiempo el día anterior. Por mi parte ya me daba por satisfecho . He hecho el circuito de la W en 4 días y he podido ver las torres, los cuernos y el glaciar Grey en todo su esplendor.

glaciar

Una vez mas la suerte me ha sonreído porque mucha gente pasa días aquí sin poder disfrutar de tal espectáculo. Entiendo perfectamente porque montañeros del mundo entero se desplazan a hacer este espectacular recorrido. Además de su belleza las difíciles condiciones dan un valor añadido a la aventura de adentrarte en el parque. Sin embargo como critica diría que se ha convertido en un lugar carísimo al que muchos viajeros que andan por aquí tiene que renunciar debido a lo elevado de las tarifas. La única forma de hacerlo por un precio asequible es acampando y no todo el mundo tiene la moral de hacerlo por las condiciones de frío y viento que hay que soportar. Por algo no paran de repetir los chilenos que el tiempo aquí se parece a la mujer: es imprevisible.

A la vuelta al campamento, eufórico por la fabulosa panoramica del glaciar grey aún fresca en mi retina, agarré el barco que me llevó hasta la entrada del parque desde donde por ultima vez pudé observar los cuernos y las torres del Paine despidiéndome de ellas hasta quien sabe cuando.

Tras coger un par de autobuses llegué a Puerto Natales donde descansé un día aprovechando para leer y escribir tras los 4 duros días de montaña y salí para Ushuaia donde di por finalizado mi periplo patagónico.

Anuncios

~ por vagabundeando976 en noviembre 10, 2007.

6 comentarios to “Las torres del Paine”

  1. Hola, mi nombre es Ada y la verdad que lei completo tu relato…impresionante todo lo que cuentas, espero tener suerte tambien en el recorrido porque el 31 de enero de 2008 voy hacia las Torres del Paine.
    Gracias por la historia
    Saludos de una Chilena

  2. Hola. vaya… el relato me impresiono y animo a emprender la travesia. por lo que cuentas lamento ser Chileno, pero veremos si me encontrare capas de soportar dicho clima que asemejas a las mujeres. jajajaja… pero… creo que esa belleza lo vale. Mi nombre es Walter y gracias por compartir esa fenomenal experiencia

  3. Kaixo Ernes!
    Que ilusión nos ha hecho leer tu historia, ha sido como volver a vivirla! Y también vernos en la foto, en ese merecido descanso! Las fotos, muy guapas. La verdad, mirabamos de vez en cuando a ver cuando relatabas los momentos que pasamos juntos, que por cierto lo pasamos “bárbaro”! Nos dan ganas de dejarlo todo y volver por esas tierras que nos crearon tantas sensaciones indescriptibles.
    Muxu haundi bat eta aurrera zure bidai zoragarri horrekin, guk oraingoz, zure historiak irakurriz bidaiatuko dugu…
    Aio!

  4. Salut Ernesto,
    Ton Blog est super, ton récit fabuleux. Si je comprends bien tu es nouvelle Zélande en ce moment… Le photos sont magnifiques, ça a l’air très bien!!! Donnes moi de tes nouvelles, où en es-tu de ton tour du monde? encore combien de temps?
    A très bientôt,
    Sebastien (Torres del Paine)
    sebastienarnaud@free.fr

  5. BUeno, estoy preparando unos días en la patagonia y tenía dudas entre El Chaltén y las Torres, pero leyendo tu escrito me han entrado unas ganas enoooormes de decantarme por la W!! Gracias por el relato, y por los consejos! Intentaré no olvidar el pasaporte. Agur!

  6. Hola que tal!!!! me ha encantado tú relato, jooooo yo no sería capaz de hacer eso que vosotros han pasado… Deseo ir en noviembre a las Torres, pero no haré el circuito de la W. solo deseo coger el barco más económico que encuentre y ver esa tan fabulosa vista del Glaciar Grey… Yo camino gracias a que tengo dos prótesis que afirman mi operada columna y no puedo cargar peso, ni hacer grandes esfuerzos, pero admiro a las personas como vos que son capaces de hacerlo… llevare mi pasaporte español y también el Chileno ya que poseo ambas nacionalidades, para poder ahorrar en lo que se pueda. Agradezco mucho tus comentarios y las cosas que relatas, siempre es bueno tener opiniones que nos ayudan a tener mejor perspectivas de las cosas que vamos a hacer… Saludos cordiales de Toledo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: