Salta la linda.

“Siempre sentí que el gran privilegio, el alivio y la comodidad de la amistad era que uno no tenia que explicar nada.”

Catherine Mansfield

ernes

Para llegar hasta Salta y todavía impresionado por la fuerza de las cataratas de Iguazú, tomé un autobús a Resistencia donde pasé buena parte del día visitando la ciudad y luego otro hasta Salta a donde llegué a las 06h00 de la mañana. La razón principal para hacer dicho trayecto con parada en Resitencia fue económica, porque de esta forma sale mucho mas barato que tomando directamente un autobús hasta Salta. De esta forma pude visitar Resistencia una ciudad que no llama la atención por nada en especial, pero que me enseño un poco mas como son las ciudades de las pequeñas provincias de Argentina, en este caso la capital de la provincia de Chaco, una pequeña ciudad tranquila y cuya población, como en casi todo el país, se muestra muy amable con el visitante.

Salta es la capital de la provincia del mismo nombre, al noreste del país haciendo frontera con Bolivia y con Chile. En realidad hace ya muchos meses estuve muy cerca de esta zona puesto que cuando pasé unos días en Uyuni y en San Pedro de Atacama realmente me encontraba muy cerca de este lugar. Como ya he dicho en alguno ocasión mi itinerario latinoamericano no tiene demasiado sentido si se le echa simplemente un vistazo, pero tiene sentido para mi que al fin y al cabo es lo importante…

Pasé unos días en la zona de Salta y resultaron de lo mas interesantes. Salta y Jujuy todavía más al norte son una de las pocas provincias de Argentina donde encontrarás indígenas, en su mayoría Aymarás, primos hermanos de todo el resto de descendientes del imperio Inka que se esparcen por varios países.

aymara

Se trata de otra broma de la historia porque Argentina no iba a ser menos que el resto de países limítrofes a la pobre Bolivia, a la que hicieron la guerra y quitaron una parte de su bello territorio. De esta forma toda la zona es parecidísima al sur de Bolivia y encuentras muchos indígenas, Aymarás y Quechuas argentinos, lo que fue la primera sorpresa que me llevé al llegar a este bella tierra.

carretera

Salta es una ciudad relativamente pequeña, limpia, bonita y segura donde uno puede pasearse sin problemas hasta altas horas de la noche. La principal actividad de la zona es el turismo teniendo también cierta importancia la ganadería, la producción de azúcar y cada vez mas la producción de un excelente vino.

Unos israelitas a quienes me había encontrado primero en Iguazú y luego en Resistencia me habían recomendado un Hostel en Salta que parecía tener buena pinta. Desde Buenos aires, donde me olvidé la guía de Latinoamérica, viajo sin la guía que tan bien me había venido hasta entonces, pero he decidido no comprarla por varias razones, la primera por dinero y la segunda porque me apetece desentenderme de la guía y ver como viajo sin ella. Ha sido una gran idea porque desde ahora pienso viajar sin guía ya no por motivos económicos sino porque pienso que me permite un mayor acercamiento a la población local, a quien tengo que preguntar nada mas llegar a cada sitio y sin duda las informaciones que recibo son mas interesantes que lo que puede poner en la mejor de las guías.

La verdad es que fue gracioso comprobar como el uso del idioma puede llegar a ser determinante. Los israelíes habían salido 13 horas antes que yo de Iguazú y por no ser capaces de entenderse en castellano habían perdido la conexión a Salta y pasado la noche en la estación de autobuses. Al llegar a Resistencia habían decidido tomar el primer bus que saliera en dirección a Salta y al ver que es lo que habían decidido intenté ayudarles sin éxito para que lo cambiaran porque su conexión no tenia muy buena pinta.

Me quedé en Resistencia el día entero visitando la ciudad, pasé la noche en el bus y llegué a la mañana mientras ellos perdían otra conexión y se tiraban otra noche en otra estación de autobús. Lo dicho: cosas del idioma. A estas alturas deben de estar estudiando un poquito de Castellano.

Salta es una ciudad apacible y tranquila. Es el punto de salida para visitar la zona norte del país. Llegué un sábado y tras instalarme salí de visita por la ciudad subiendo a la cumbre del cerro San Bernardo y viendo una bella panorámica de la misma.

salta

También visité el museo de arte indígena, bastante interesante y por primera vez en este país me acerqué a una vinoteca y me tomé un vino con un plato de aceitunas. Esto si que me pareció estar como en casa. Un vino con unas aceitunas ! Hasta ahora había probado las aceitunas en Chile, pero de esta calidad nunca. En fin, no voy a enrollarme con el tema pero todo el que me conoce sabe lo que suponen para mi unas buenas aceitunas..

Como os decía, era sábado, así que pasó lo que tenia que pasar y tras hacer unas amistades en el hostel entre ellos un chico mallorquín, salimos a dar una vuelta y acabamos cerrando los garitos de la noche salteña. Al día siguiente nos organizamos con Jordi el mallorquín y los dos israelíes que por fin habían llegado a destino y alquilamos un carro para recorrer la zona. Es la mejor opción porque es una zona bastante extensa y las conexiones de bus no son una maravilla, así que por primera vez en el viaje volví a tocar un volante y afortunadamente no se me había olvidado.

El primer día salimos para Jujuy capital de la región del mismo nombre. El recorrido desde Salta hasta Jujuy es una de las pocas zonas verdes de la región, pareciéndose incluso bastante a mi querida tierra. De Jujuy hacia el norte el paisaje se torna árido y semidesértico, muy parecido al paisaje boliviano.

Como veis el grupo era de lo mas heterogéneo, un mallorquín, dos israelíes y un guipuzcoano. (parece el principio de un chiste, solo falta el de Bilbao..)

tres

La verdad es que aproveché para hablar de política todo lo que pude con los israelíes ya que eran majos y estaban indefensos..jeje….Es broma, pero ya he comentado que cuando están en grupo son totalmente inabordables e incluso bordes, pero cuando están solos cambia por completo. Mantuvimos interesantes charlas y desde luego sigo sin justificar el estado Israelí inventado hace 50 años y que tanto sufrimiento ha traído al pueblo palestino, pero en fin no voy a entrar en política. Si es verdad que los argumentos de mis amigos israelíes caían por su propio peso, aunque evidentemente ellos, hijos o nietos de los impulsores del estado, poco tienen que ver. Lo que si es verdad es que saliendo de tres años de servicio militar obligatorio en pleno conflicto la situación para ellos no tiene que ser fácil, pero sin duda menos lo es para los palestinos.

Hicimos noche en Jujuy, donde pudimos visitar el museo de la ciudad y varios mercados artesanales y desde donde salimos pronto en dirección a Humahuaca a ver el cerro de los 7 colores que nos impresionó.

cerro

Todo el paisaje es realmente muy parecido al altiplano boliviano, con un contraste de colores espectaculares, sobre todo en este famoso cerro donde se pueden apreciar hasta 7 colores diferentes en la piedra de la misma montaña. Este pequeño pueblo además del cerro que todo el mundo visita tiene un mercado artesanal típicamente “boliviano” que puede ser muy interesante, sobre todo para el que no conoce Bolivia.

amercado

De ahí seguimos subiendo hasta Purmamarca, a la garganta del diablo, moviéndonos por un paisaje completamente desértico y con unas temperaturas muy altas. El camino hasta esa montaña es impresionante, con un acceso difícil, siendo la carretera una pista de tierra en malas condiciones pero con cientos de cactus de increíble tamaño a cada lado de la carretera. Pudimos comer en Purmamarca donde degustamos un guiso de llama a precio de autentica ganga, lo que una vez mas me recordó muchísimo a Bolivia y a todas sus riquezas.

cacstis

Desde allí salimos para la Salina grande, un salar espectacular de menor tamaño que el que visité en Uyuni hace ya unos meses, pero que sin duda vale la pena visitar y que me recordó muchísimo a aquellos maravillosos días por el altiplano boliviano. En esta parte del recorrido abundan las llamas y los burros, curiosa mezcla de animales, que dan aún un mayor atractivo a esta zona. Tras un día realmente interesante y ver el principio del atardecer en el salar volvimos a hacer noche en Jujuy donde tras una buena y económica cena caímos rendidos tras un largo día de coche y marcha. La verdad es que todavía no se bien como llegamos porque casi nos quedamos sin gasolina, estando a punto de pasar una noche en el coche lo que pensándolo bien hubiera sido el broche de oro para un día ya de por si atractivo.

salar

Al día siguiente salimos hacia los lagos de Puero donde pasamos el día caminando al ritmo que marcaba Jordi, montañero y escalador. Ciertamente no todos los israelíes parecen estar en forma, porque uno de ellos tuvo serios problemas para hacer una marcha de apenas 15 kilómetros a través de un paisaje precioso entre ríos, lagos semi-desérticos y montañas de gran belleza.

lagos

Desde allí volvimos hasta Salta para seguir en dirección a Cachi. Nos pegamos una buena paliza de coche hasta allí por un camino no muy recomendable de noche, pero conseguimos llegar a este peculiar lugar, en el alto de un valle espectacular del que solo podríamos disfrutar a la vuelta ya que al ir no pudimos ver nada. Conduje todo el camino, atravesando riachuelos y por una carretera llena de curvas y de polvo cuya belleza nos deslumbraría al día siguiente.

cachi

Cachi es una pequeño pueblo de pequeñas casas blancas y en donde tan solo pasamos la noche cenando en un precioso lugar, disfrutando de una buena cena y un buen vino por un precio realmente asequible. Al día siguiente tras hacer una pequeña visita a este pueblo emprendimos el camino de vuelta a Salta con mucha tranquilidad y disfrutando de un paisaje alucinante, entre montañas, cactus gigantes a los que llaman “los centinelas” y riachuelos, por una carretera por la que hay que conducir con mucho cuidado.

cachi

Como la noche anterior conduje todo el camino, tuve la suerte de disfrutar del paisaje sin tener que conducir, dedicándome a disfrutar de un paisaje peculiar y hermoso. La pequeña aventura había acabado sin ningún problema y estábamos de vuelta a Salta desde donde mi idea era salir para Mendoza.

MAS FOTOS SALTA

Anuncios

~ por vagabundeando976 en octubre 11, 2007.

6 comentarios to “Salta la linda.”

  1. Gostei da terceira imagem! Linda!

    Abs!

  2. Yep Salta …qui accueille en ce moment une mamzell’breizh *** et qui t’envoie ces plus belles et douces pensées ****

    Maïwenn.

  3. No papà, Argentina no quitò ningun territorio a Bolivia, menos en guerra. Al contrario acordaron intercambiar dos porciones, Tarija era Argentino y pasò a manos de ellos y El Norte de Salta desde Yacuiba hasta Embarcacion quedo en manos Argentinas.
    Saludos

  4. QUIERO IR AHI EN BUSCA DE ALGO QUE PERDI

  5. chucha q buen trip!!

  6. que buenaaaa
    hermosas imagenes porcierto

    Adiios byee*

    Koni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: